sábado, 14 de septiembre de 2013

Carrot cake

Hace tiempo que vi por primera vez esta receta y, a pesar de los comentarios favorables de las personas que la habían probado, no me decidía a hacerla, no fuera a ser que no nos gustara por llevar como ingrediente principal la zanahoria. 
Hace unos días me decidí a ponerme manos a la obra, no sin algo de reticencia... 
El resultado ha sido espectacular!! Hasta mi hija, que al principio pensaba que iba a estar "un poquito asquerosilla" (jajaja!!!), me ha dicho que es la mejor tarta que ha probado en su vida. 
La receta la vi en el blog "La cocina de Morilands" y comparando entre varias recetas de la misma tarta, me decidí por esta porque es la que más se parece a la receta típica americana.
Él la hace sin Thermomix, pero yo he adaptado la receta para hacerla con ella, ya que la tengo no concibo la idea de hacerla tradicionalmente, la verdad...
Lo único que he cambiado es en el frosting, que he sustituído la mantequilla por la nata, o sea, le he puesto el frosting de la Tarta Guinness.


INGREDIENTES: 
Para el bizcocho

- 300 grs. de azúcar moreno.
- 3 huevos.
- 300 grs. de aceite de girasol.
- 300 grs. de harina de repostería.
- 1 cucharadita de bicarbonato sódico.
- 1 cucharadita de levadura química.
- 1 cucharadita de canela molida.
- 1/2 cucharadita de jengibre molido.
- 1/2 cucharadita de sal.
- 1/2 cucharadita de extracto de vainilla.
- 300 grs. de zanahoria triturada.
- 300 grs. de nueces trituradas.

Para el frosting

- 300 gr. de queso tipo Philadelphia.
 - 150 gr. de azúcar glass.
 - 350 gr. de nata líquida para montar.
- Colorante naranja para la cobertura (opcional)


Lo primero que haremos será moler el azúcar moreno para que al comer la tarta no se note. 10 seg/ vel 10. Reservamos.
A continuación hacemos lo mismo con las nueces, 15 seg/ vel 4. Reservamos también.
Lo siguiente será pelar las zanahorias y triturarlas durante 5 seg/ vel 5. Reservamos.
Precalentamos el horno a 180º (calor arriba y abajo).
Ahora ponemos en el vaso el azúcar moreno que teníamos reservado, los huevos y el aceite y programos 30 seg/ vel 5.
Luego añadimos la harina, el bicarbonato, la levadura, la canela, el jengibre, la sal y el extracto de vainilla y mezclamos durante 3 seg/ vel 6.
Añadimos al vaso las zanahorias que teníamos reservadas y programamos 15 seg/ vel 4.
Incorporamos las nueces trituradas y mezclamos 15 seg/ vel 4.
Vertemos la masa repartida en 2 moldes redondos, previamente engrasados con mantequilla o, en mi caso, con spray desmoldante y en el fondo recorté papel de horno de la medida del diámetro del fondo de los moldes para que no exista la posiblidad de que se peguen.
Horneamos durante unos 25 minutos (según horno) hasta que estén bien hechos. Lo comprobamos pinchando los bizcochos y, si sale limpio, es que están listos.
Si sale manchado, los dejaremos unos minutos más y si vemos que la superficie se está tostando demasiado, los podemos cubrir con papel de aluminio.
Cuando estén hechos, los dejamos enfriar sobre una rejilla y pasados unos 10 o 15 minutos, los podemos desmoldar (quitar el papel del fondo) y dejar enfriar por completo. Lo mejor será dejarlos hasta el día siguiente.

También es lo mejor preparar el frosting de un día para otro porque así cogerá más consistencia con el frío del frigorífico.
Con el vaso limpio y seco ponemos el azúcar y programamos 30 seg/vel progresiva 5-9. Ahora pondremos vel 3 sin tiempo e iremos echando por el bocal el queso de untar. Reservamos.
Ponemos la mariposa en las cuchillas y vertemos la nata lo más fría posible para montarla a vel 3 y 1/2 sin tiempo, con cuidado de no pasarnos y que tengamos mantequilla en lugar de nata. Incorporamos la nata a la mezcla que teníamos reservada con movimientos envolventes y reservamos en el frigo.
Para hacer el montaje de la tarta cortamos los bizcochos con un cuchillo que corte bien o con un cortador de tartas o lira.
Ponemos la parte de abajo de uno de los dos bizcochos sobre el plato donde vayamos a presentarlo y lo cubrimos con parte del frosting.
Colocamos su otra mitad sobre él y volvemos a cubrir con frosting y así con las cuatro mitades. 
Si quereis teñir el frosting de cobertura como hice yo, ahora es el momento. Yo utilicé el colorante en gel de Wilton, mezclando rojo y amarillo, hasta que obtuve el tono deseado y una vez conseguido, cubrí la tarta con ayuda de una lengua de silicona.
Yo tuve bastante con estas medidas pero si veis que no es suficiente y os habeis quedado cortos, siempre podeis doblar las cantidades. 
Podeis decorar con nueces e incluso espolvorear un poco de canela por encima. 
La próxima vez que la haga quiero hacer zanahorias pequeñitas con fondant para decorar. Ya subiré las fotos... 

Pues hoy, 1 de Marzo de 2014 la he vuelto a hacer para regalársela a mi sobrina Claudia por su cumpleaños y le he hecho las zanahorias que prometí la vez anterior. Aquí están las fotos que me han mandado:




Esta foto de las zanahorias de fondant esperando a ser colocadas sobre la tarta... 



3 comentarios:

doris dijo...

Que ricura y muy bien explicada, muchas gracias.Besoss

Anónimo dijo...

Por que pone que es de calabaza y luego es de zanahoria ?

Rosas y lilas Nati Jerez dijo...

Anónimo, Tarta de calabaza es el nombre del blog, pero esta tarta concretamente es de zanahoria.

Comentarios más recientes