miércoles, 22 de enero de 2014

Pan ácimo (pan sin levadura)

Últimamente estoy probando a hacer diferentes tipos de pan porque es un alimento que nos encanta en casa.
Como estoy intentando paliar un poco los efectos de las fiestas, consulto mis libros de Tmx que contienen recetas sanas, como "Cuida tu salud con Tmx" y de ahí es esta receta.
El pan ácimo es un pan sin levadura.
Del griego ázymos, "sin levadura". El pan ácimo, de forma redonda y delgada, lo preparaban los judíos la víspera de la pascua para comerlo en recuerdo de la noche del éxodo. La fiesta agrícola de los ázimos duraba siete días. El primer día coincidía con la pascua. De ahí que la fiesta de los ázimos fuese desde el siglo VII, al menos, fiesta de la pascua. Al no ser tratada la masa con la levadura vieja de la cosecha anterior, este pan significaba pureza; procedía de una masa nueva, sin la vieja levadura. San Pablo equipara el pan ázimo con la sinceridad y verdad. Las Iglesias de Oriente adoptaron el pan natural y las de Occidente (católicos y luteranos) el ázimo. El Concilio Vaticano II ha autorizado la utilización del pan fermentado. En realidad, el simbolismo de los ázimos en la liturgia actual cuenta poco. Lo importante para la eucaristía es el pan que se pueda partir, compartir y comer, signo del cuerpo de Cristo. (Casiano Floristan, Diccionario abreviado de liturgia, voz "Ácimo") Para judíos y cristianos el pan ácimo tiene un significado especial. La tradición judeocristiana cuenta que el pueblo de Moisés salió huyendo intempestivamente de Egipto, sin mucho tiempo para terminar de preparar el pan, por lo que durante el viaje hacia Israel el pan que se consumió era pan ácimo. Por ello los judíos elaboran un pan ácimo llamado Matzá para ser consumido durante la conmemoración de la salida de Egipto, conocida como Pésaj. Los cristianos católicos emplean durante la eucaristía una especie de pan ácimo en forma de oblea llamada hostia, el sacerdote consagra el pan y el vino por medio de una fórmula sacramental que pronuncia el sacerdote celebrante, lo que produce el efecto de la transubstanciación, es decir se convierte en el cuerpo de Cristo, en conmemoración de la última cena de Cristo con sus apóstoles durante la cual él tomó pan ácimo, lo partió y lo repartió a sus discípulos diciendo que era su cuerpo. Otros cristianos como los adventistas también usan el pan ácimo durante sus celebraciones.


INGREDIENTES: (para 12 unidades)
- 600-650 gr. de harina de fuerza
- 10 gr. de sal
- 250 gr. de agua templada

Ponemos todos los ingredientes en el vaso y programamos 2 min/vaso cerrado/vel. espiga. 
Dejamos reposar la masa dentro del vaso durante 30 minutos. Conviene dejar el vaso cerrado para que no se seque la masa.
Retiramos la masa del vaso y la dividimos en 12 porciones, les damos forma de bola y las cubrimos con un paño de cocina.
Mientras tanto vamos precalentando el horno a 250º C.
Con la ayuda de un rodillo, extendemos cada bola hasta obtener un círculo de 22-25 cm de diámetro, nos tiene que quedar muy fina.
Colocamos el círculo de masa en una bandeja de horno y horneamos durante 4 minutos (2 minutos por cada lado). El resultado será un pan inflado, como me salió a mí.
Si cocinamos la masa de pan ácimo en una sartén, quedará plana.

Comentario nutricional:

El pan sin fermentar (pan ácimo) es el más sencillo de elaborar. La masa es compacta y su disgestión resulta más lenta que la del pan normal. Desde el punto de vista nutritivo, el componente más abundante es el almidón, un hidrato de carbono complejo que proporciona energía. La grasa, a diferencia de lo que ocurre en algunas variedades comerciales de pan de molde y tostado, está presente en cantidades muy bajas.




Comentarios más recientes