miércoles, 10 de agosto de 2011

Buñuelos de viento

Si hay una cosa que me guste hacer con la Thermomix, son las masas.
Disfruto haciéndolas y más degustándolas, claro... jajaja!!!
Hasta ahora todas las masas que he hecho me han salido bien (pizza, roscos, espigas, pan brioche...) y es que esta maquinita facilita la parte más engorrosa de estas recetas y se hace en un pispás.
Los buñuelos son una de las recetas que tenía pendientes de hacer y he quedado muy satisfecha del resultado, porque están buenísimos!!
La receta la he tomado prestada de Thermorecetas, como tantas veces, porque es uno de mis blogs de cocina favoritos.
Yo los he rellenado de nata, nos encanta, pero también se puede rellenar de crema pastelera, de chocolate, de batata...
Como bien recomiendan en Thermorecetas, hemos de tener en cuenta que la masa dobla su volumen al freirse, así es que al hacer los primeros veremos si tenemos que echar más o menos masa cada vez.
Yo empecé usando el sacabolas de helado, pero me salían demasiado grandes, así es que al final cogí dos cucharas, aunque lo de la forma redonda habrá que mejorarlo....

INGREDIENTES:
- 250 grs. de agua
- 50 grs. de mantequilla
-50 grs. de manteca de cerdo
- 1 pellizco de sal
-5 grs. de azúcar
- 5 grs. de levadura
- 170 grs. de harina
- un trozo de piel de naranja rallada (o de limón)
- 4 huevos grandes
- aceite de girasol, para freir los buñuelos
- para rellenar: nata montada, cabello de ángel, trufa, batata, crema pastelera...
- para decorar: azúcar glass

PREPARACIÓN:
  1. Echamos en el vaso el agua, la mantequilla, la manteca de cerdo, la pizca de sal y el azúcar. Programamos 8 minutos, temperatura 100º y velocidad 4.
  2. Añadimos la levadura y la harina de golpe y la ralladura de naranja (yo le puse limón). Programamos 15 segundos, velocidad 4.
  3. Retiramos el vaso de la base de la máquina y dejamos que enfríe unos minutos (4-5 minutos). Mientras, en un bol, batimos ligeramente los huevos.
  4. Volvemos a colocar el vaso en su sitio y cerramos con la tapa. Programamos velocidad 4, sin tiempo y vamos echando por el bocal, poco a poco, los huevos batidos, hasta que estén totalmente integrados en la masa (más o menos 1 minuto y 30 segundos).
  5. Dejamos reposar la masa otros 5 minutos, dentro del vaso.
  6. Echamos abundante aceite de girasol en una sartén y la ponemos a calentar, a fuego medio. Con la ayuda de dos cucharas cogemos trozos pequeños de masa (al freírla aumenta mucho su volumen) e intentamos darle forma redonda. Los echamos en la sartén y dejamos que se doren y dupliquen su volumen. Los sacamos y dejamos que escurran el aceite sobrante encima de papel de cocina.
  7. Dejamos que enfríen y ya los podemos rellenar, con la ayuda de una manga pastelera (pinchamos con la boquilla en la masa y lo rellenamos) de nata montada, trufa, crema pastelera, cabello de ángel, batata...
Reservamos en el frigorífico y antes de servirlos los espolvoreamos con azúcar glass.

Como podeis ver, mi catadora oficial ha dado el visto bueno... jajaja!!!

1 comentario:

doris dijo...

Deliciosos, me gustan y a tu princesa también, te he visto en la red y te sigo. Besos.

Comentarios más recientes